Llamamiento a la movilización por un orgullo TRANSgresor

 27·06·2018    MADRID ACCIÓN SOCIAL ORGULLO   
Llamamiento a la movilización por un orgullo TRANSgresor

Este 28 de junio, nos unimos de nuevo a la conmemoración del día Internacional por el Orgullo LGTBIQ+.

En 2017 se eligió Madrid como Capital Mundial del Orgullo y sin embargo entonces y hoy nos sentimos muy poco orgulloses por el nivel de concienciación, sensibilización y desprejuicio alcanzado.  Si bien muy al contrario, en la comunidad de Madrid se sigue subvencionando con dinero y cediendo terrenos públicos a escuelas que segregan e imparten sus doctrinas religiosas que distan mucho de respetar la diversidad sexual y la identidad de género en la educación. Tampoco se han erradicado los delitos de odio contra las personas LGTBIQ+, todos los años nos entristecemos ante las noticias de menores que se quitan la vida tras sufrir situaciones de acoso y derribo insoportables por su existencia divergente de la heteronorma. En el ámbito laboral no nos sentimos libres de expresar nuestra disidencia LGTBIQ+ porque nos discriminan en el acceso al empleo o utilizan nuestra imagen estereotipada como reclamo publicitario. Queremos vivir en espacios seguros, con pluma o sin pluma, mi cuerpo es mío y yo decido.

Como Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales, Intersexuales, Queers y demás sexualidades no heteronormativas nos sentimos orgullosas de nuestra disidencia y TRANSgresión. Desafiemos al pensamiento heterosexual que pretende naturalizar la uniformidad, lo natural es ser diversas, todas las personas somos diferentes y únicas. ¡Todas las personas tenemos derecho a vivir nuestras vidas en libertad y con dignidad!

Nos seguimos declarando como orgullo autogestionado, horizontal, anticapitalista, antirracista y transfeminista y hoy, 28J, salimos a la calle como bolleras, maricas, latines, trans*, intersex, negres, queer, arrománticas, asexuales, viciosas, bisexuales, alorrománticas, gordes, sordas, pansexuales, poliamorosas, moras, trabajadoras sexuales, diversas funcionales y como todas aquellas personas que con nuestra existencia cuestionamos la heteronorma.

Porque no nos engañemos, insistimos en denunciar que esa estratificación impuesta no es solamente una cuestión moral, religiosa o personal como nos quieren vender. Desde el anarco-sindicalismo debemos señalarlo y denunciarlo porque es otro de los pilares del capitalismo; que necesita mano de obra productora y sometida otorgando privilegios a quienes obedecen su esquema productivo heteronormativo del que se lucran las vidas que el capitalismo elige como dignas de sostener y castiga a las disidencias que cuestionan este modelo de explotación socio-económico viviendo su sexualidad como desean libremente. El epicentro de nuestras acciones deben ser las personas, porque todas las vidas merecen la pena ser sostenidas.

Nos unimos también a las campañas de Boicot, Desinversiones y Sanciones al estado israelí, especialmente este año con un Boicot cultural contra la propaganda Gaypitalista que promueve Tel Avit como paraíso rosa “gayfriendly” sustentado en la ocupación de territorios palestinos y la vulneración de derechos humanos en la zona así como en sus países de influencia. No utilicéis nuestra disidencia sexual para lavaros las caras genocidas, Netta,Barzilai hasta que no cesen las ocupaciones y asesinatos del pueblo palestino, no eres bienvenida porque solo representas la embajada del odio y la violencia.

No solo sigue siendo oportuno denunciar el Pinkwashing o lavado rosa de estados como Israel que utilizan su supuesta modernidad en cuestiones de género y LGTBIQ+ para maquillar su discurso racista, colonizador y criminal. Ocurre también con otras políticas occidentales y no solo la del gobierno de EEUU, que cuestionan permanentemente las pocas libertades que tanto esfuerzo nos costaron alcanzar. En los estados europeos sigue avanzando el fascismo más reaccionario a través de partidos y gobiernos como el italiano y húngaro que nos ponen en riesgo a todxs. También lo está siendo sin duda el silencio o las medias voces del internacionalismo ante el genocidio ruso hacia la población LGTBIQ+ bajo las leyes y proclamas de Vladimir Putin y sus comisarios políticos.

Aunque celebramos la despatologización de la transexualidad por parte de la Organización Mundial de la Salud, sabemos que cambiar las normas explícitas no acabará con los prejuicios y discriminaciones, ni mucho menos la violencia contra las personas TRANS. Denunciamos la instauración de un pensamiento heterosexual hegemónico, siempre defenderemos la libertad individual para elegir las vidas que queramos vivir. Por eso, el 28 de junio no es ninguna fiesta, sino una respuesta a todas estas agresiones.

CGT hace un llamamiento a la movilización el 28 de junio, por un Orgullo crítico y TRANSgresor. El 28 de junio, nos vemos a las 19h en la plaza de Neptuno.


¡Compañerxs, Trans, Bi, Queer, maricas y bolleras+ orgullosxs de ser clase obrera!